Saltar contenido
¿Alguna vez has soñado esto?

¿Alguna vez has soñado esto?

Cuando duermes profundamente en tu colchón, entras en una fase en la que el sueño llega a ti, tal vez te ha pasado que despiertas y recuerdas un sueño raro o algo que parecía más que un sueño, e incluso, después se volvió realidad.

En el mundo de los sueños existe mucho más que lo que nos han enseñado y es muy probable que ya hayas experimentado alguno de los “sueños especiales” o no ordinarios según algunos profesionales del sueño.

1. Sueños pre-cognitivos

Son aquellos sueños en los que parecemos anticiparnos al futuro. Vemos una situación que después sucede o recibimos una noticia que después se confirma en la vigilia. Muchas personas experimentan estos sueños con mucho dramatismo, ya que la mayoría de las veces la información llega en forma de pesadilla, con alto impacto emocional. ¿Coincidencia? ¿Premonición? ¿Información que llega telepáticamente?

2. Sueños de visita

Son sueños en los que vemos o interactuamos con personas ya fallecidas. Estos “encuentros” suelen estar rodeados de una sensación de paz, como si esa persona hubiera venido a comunicarnos que se encuentra bien. A diferencia de la categoría anterior, las personas que experimentan este tipo de sueños suelen despertarse con una sensación de alivio y revelación de una profunda certeza de la vida después de la muerte.

3. Sueños lúcidos

En estos sueños nos damos cuenta de que estamos soñando. A la manera de la película “Inception” (Origen), tenemos conciencia de que nuestro cuerpo está en la cama mientras visualizamos y vivimos escenas. A veces, incluso podemos cambiar algunos aspectos del sueño a voluntad. Tener sueños lúcidos es una capacidad natural que todos poseemos. Es posible entrenarse para experimentar sueños lúcidos y de esa manera utilizarlos para hacer cambios en nuestras actitudes o descubrir soluciones para nuestros problemas.

4. Sueños compartidos

En estos sueños, dos personas sueñan lo mismo o aparecen aspectos similares en los sueños de ambas, por ejemplo detalles del lugar o los sucesos del sueño.Son poco frecuentes, pero se producen. Hay que estar atentos. Para descubrir que hemos tenido uno de estos es necesario que adoptemos la costumbre de contarle nuestros sueños a las personas que aparecen en ellos. Es sorprendente encontrarse con estos casos porque nos muestran cuánta conexión tenemos con los demás, más allá de las distancias.

5. Sueños anidados

A veces soñamos que nos despertamos, incluso que nos levantamos, pero de pronto, nos damos cuenta de que es un sueño y nos despertamos de verdad. A esto se le llama “falso despertar” y a veces suceden varios en una misma noche.

Si en lugar de despertar vuelves a soñar, entonces has experimentado un sueño anidado. Un sueño dentro del sueño. Es como si nuestra mente hiciera trampa, fingiendo que ya nos hemos levantado, para seguir durmiendo “un ratito más”.

Artículo anterior 5 Tips para limpiar colchones
Artículo siguiente 6 datos curiosos sobre el sueño

Deja un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos