• ¿Tienes entre 22 y 38 años?, Perteneces a la “generación agotada”

    0 comments / Posted by Don Colchón

    Colorado Departament of Instuctions, señala que esto se empieza  manifestar desde el colegio. Pues el simple hecho de posponer las actividades o dejar las tareas en el último minuto además de provocar apatía, también provoca agotamiento mental y físico.

    Ver más

  • ¿Como elegír la almohada correcta?

    0 comments / Posted by Don Colchón

    Una buena almohada es la primera garantía de un descanso reparador. Si te despiertas con dolor de cuello u hombros, quizá sea el momento de cambiar tu almohada. ¿Sabes cómo escoger la que te va mejor? Podemos ayudarte. 

    Para lograr un buen descanso es preciso que cabeza, cuello y columna vertebral estén alineadas: para eso sirve la almohada. Su objetivo es contribuir a una adecuada postura de la columna, de forma que se relajen los músculos y se pueda favorecer un buen descanso y una buena respiración.  No hace falta decir más para comprender la importancia de escoger bien la almohada, pero la almohada ideal no existe, para escogerla hay que tener en cuenta los hábitos de sueño y la complexión física de cada uno (en especial altura y corpulencia).

    Por supuesto, también es fundamental elegir con acierto el colchón, teniendo en cuenta en la elección el peso, la postura del durmiente, la temperatura...

    El tamaño justo

    La anchura de la almohada debería siempre superar la de tus hombros. En cambio, su altura o grosos varía según la postura del durmiente.

    Una almohada baja (10 cm), es adecuada para quienes duermen boca abajo, y también para los niños pequeños, aunque en uno y otro caso quizá lo mejor sea dormir sin almohada.

    Una almohada mediana (12-13 cm), es ideal para quien duerme sobre la espada. Debe ser más bajo que los hombros, y de una dureza mediana.

    Una almohada medio-alta (15 cm). Es ideal para quien duerme de lado, para mantener la cabeza y el cuello bien alineados con el eje de la columna.

    Cuídala bien

    Ya elegida, es importante que cuides bien de tu almohada, alargarás su vida útil, que puede extenderse hasta unos 5 años.

    Airea la almohada habitualmente: abre las ventanas antes de hacer la cama, y ventílala bien, al aire, una vez a la semana.  

    Dale la vuelta a menudo: así evitarás que se deforme.

    Usa una funda de protección que, esa sí, deberías lavar cada dos meses (la funda de almohada, lógicamente, cada vez que cambies las sábanas).

    Ver más

  • La primavera, las alergias y los ácaros

    0 comments / Posted by Don Colchón

    Una de las estaciones del año más complicadas para quienes que sufren alergias, es precisamente la primavera. Es una época del año en la que empiezan a subir las temperaturas, los días son más largos y se suelen pasar más momentos al aire libre.

    Ver más

  • No es pereza, es que soy inteligente

    1 comment / Posted by Don Colchón

    Quienes pasan más enfocados en sus pensamientos tienen un mayor coeficiente intelectual, de acuerdo a una investigación.

    Un estudio realizado por científicos estadounidenses donde demostraron que las personas inteligentes son más propensas a llevar un estilo de vida mucho más tranquilo y sedentario. Al parecer las personas que siempre tienen prisa y corren por todos lados tienen un IQ más bajo. Esto se debe a que aquellos que tienen más conexiones neuronales activas, rara vez se aburren y pasan más tiempo perdidos en sus propios pensamientos.

    Tambien se descubrio que las personás no necesitan mucha actividad física

    Ahora ya lo sabes, si quieres incrementar tu IQ, un buen tiempo de descanso podría ser una muy buena idea.

    Ver más

  • ¿Mucho sueño durante el día?

    0 comments / Posted by Don Colchón


    Te cuesta horrores salir de la cama cuando suena el despertador; te pasas el día bostezando e incluso en determinados momentos tienes la sensación de que no puedes más y te vence el sueño... Si esto te ocurre tras haber dormido toda la noche, sufres lo que los médicos llaman hipersomnia o somnolencia diurna extrema.

    LAS CAUSAS DEL SUEÑO DIURNO

    Falta de hidratación Deberíamos beber 2 litros de agua diarios (o llegar a esa cantidad con agua, zumos de frutas, caldos vegetales o infusiones), sin embargo poca gente lo hace.

    El estrés y los nervios te superan Si tienes mucho trabajo y te exiges mucho, tu organismo se agota más de lo habitual y se revela pidiéndote pequeños descansos a lo largo del día.

    Además, el estrés hace que no completes las fases profundas del sueño y este sea más ligero aunque te dé la sensación de haber dormido toda la noche.

    Abusar de grasas y azúcares Sin duda te faltan vitaminas y minerales, y también tienes más riesgo de anemia.

    Tu cansancio y somnolencia diurna podría deberse a una dieta desequilibrada donde no abundan las frutas y las verduras.

    Ver más