0 comments / Publicado por Don Colchón

¿Alguna vez te has preguntado si recuperas el  fin de semana las horas que no dormiste? ¿O si duermes mejor con la televisión encendida? Hay muchos mitos sobre el sueño y el descanso. Hoy te vamos a desmontar algunos.

Mito #1: Mientras duermes, el cerebro deja de trabajar

La verdad es que nuestro cerebro nunca deja de trabajar. Además de coordinar la funcionalidad de diferentes órganos, nuestras neuronas se activan en segundos para procesar la información que se ha recolectado a lo largo de todo el día. Otras funciones del cerebro al caer la noche consisten en el cuidado y reparación de este, la desintoxicación y asimilación de información.

Mito #2: “Ya recuperaré el sueño durante el fin de semana”

Todos tenemos semanas en las que nos resulta imposible irnos a dormir antes de medianoche. Sin embargo, la alarma sigue sonando a las 6:30 a. m. y el cuerpo empieza a contraer una deuda de sueño. El caso es que esta deuda no se puede pagar con una sola noche de sueño el fin de semana, lo mejor es que descanses 8 horas cada noche.

Mito #3: Si te acuestas antes, duermes mejor

Preparar un margen de 8 horas de descanso o más, es una buena forma de tener un sueño reparador. Sin embargo, no siempre es efectivo, pues existen factores que pueden intervenir en el descanso. Se sabe que las primeras horas de sueño son las más reparadoras, pero acostarse pronto, no implica ni que vayamos a conciliar antes el sueño ni a descansar mejor.

Mito #4: El alcohol te hace dormir mejor

Lo que importa aquí es la dosis que tomes. Un sorbo de cerveza o vino puede ayudarte a dormir cuando te vas a la cama. Aunque el alcohol nos ayuda a relajarnos, es muy dudoso que te ayude a mejorar la calidad del sueño. El consumo de alcohol puede llevar a tener interrupciones en las fases de sueño a lo largo de la noche.

Mito #5: No importa dormir con o sin luz

Te has quedado dormido en el sofá, la tele está encendida y la luz también. Puede que sea una situación familiar, pero deberías tener en cuenta que dormir a oscuras es lo natural, ya que la luz tiene una gran influencia en los ciclos de sueño. Esto se debe a una hormona, la melatonina, que se produce en la oscuridad.

Mito #6: Hacer ejercicio en la noche te ayuda a conciliar el sueño

Este mito se origina en el hecho de que experimentar cansancio físico te ayuda a dormir. Sin embargo, el ejercicio estimula el organismo por lo que no es buena idea hacerlo antes de dormir.
Deja a tu cuerpo descansar por lo menos dos horas antes de irte a dormir, pero lo ideal es dejar pasar de cuatro a seis horas entre cualquier actividad física o mental y el momento de acostarte.

Mito #7: La televisión te ayuda a dormir

Sin duda alguna vez te quedaste dormido con el televisor encendido. La verdad es que interrumpe el sueño. El sonido y la luz titilante llegan al cerebro aun después de habernos dormido, lo cual impide que haya un sueño profundo y saludable. Las laptop, tablets, celulares y otros dispositivos son incluso peores, ya que hacen ruido, emiten luz y provocan la tentación de revisarlos.

Mito #8: La principal causa del insomnio es la preocupación

Aunque la preocupación o el estrés pueden provocar un pequeño ataque de insomnio, la incapacidad persistente para conciliar el sueño o permanecer dormido durante la noche puede ser causada por una serie de otros factores.
Ciertos medicamentos y trastornos del sueño pueden mantenerle despierto durante la noche.

Comentarios

Deja un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de la publicación