¿Colchón firme o suave?

¿Colchón firme o suave?

Don Colchón |

Si actualmente tienes la necesidad de comprar un colchón nuevo, puede ser que tengas dudas al elegir entre firme y suave. Y aunque muchas personas toman esta decisión basados en la sensación de probar el colchón en la tienda, hay varios aspectos más que deben considerarse.

Elegir el colchón adecuado es crucial para garantizar que disfrutes de una buena noche de sueño cada vez.

Los colchones firmes

No todo el mundo quiere sentirse como si estuviera flotando en una nube al dormir. Para las personas que prefieren una cama que se sienta dura y resistente, los colchones firmes son excelentes.

Aclaremos que firme no significa duro. Nunca se recomienda dormir sobre un colchón duro, esto es algo malo para la espalda. Existen mitos comunes en torno a la salud y la firmeza de la cama, pero debemos tomar en cuenta que lejos de aliviar las molestias, podrían agravarse más. Algunos estudios recientes han demostrado que no se requiere de un colchón extremadamente firme, sino que la recomendación es encontrar un punto de confort entre un nivel de firmeza medio y alto.

Quienes duermen boca abajo pueden considerar un colchón con mayor firmeza como su primera opción. Lo mismo ocurre para aquellas personas cuyo peso está por encima de los 100 kilos.

Por otro lado hay que evitar los colchones firmes si se padece de dolores en las articulaciones, bursitis, osteoporosis o si el peso es menor a 65 kilos.

Los colchones suaves

Por regla general, los colchones denominados suaves, son preferidos entre quienes duermen de lado. También, si se tienen lesiones o dolores de cadera, un colchón suave podría ser el indicado.

Una opción muy recurrida en estos colchones, son los que tienen tecnología de látex o de memory foam, por la sensación de “abrazo” que generan. Esto sucede por la forma en la que se reparte el peso y se adapta más a las curvas debido a la suavidad.

Aunque los colchones blandos pueden sentirse lujosos y acogedores, también hay algunas desventajas que vale la pena tener en cuenta. Éstas incluyen por ejemplo, la retención de calor y sudor, la posibilidad de hundirse profundamente y que la columna se extienda demasiado.

¿Cómo elegir la opción adecuada?

En el blog del sueño tenemos consejos útiles para ti, ya que debes tomar en cuenta más tips para la elección adecuada, consúltalos aquí.

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.